Uso de cookies. Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, aceptas su uso. Nota legal sobre cookies.

Cerrar
Suscribir


Textos sobre Pérez-Reverte

Introducción de "La sombra del águila"

ANDRÉS AMORÓS - 29/10/2003

1. La escritura de Arturo Pérez-Reverte

El éxito popular de las novelas de Arturo Pérez-Reverte es un hecho indudable y espectacular: sus obras alcanzan tiradas de cientos de miles de ejemplares, dentro y fuera de España. (Alguna se ha vendido en Francia más que los bestsellers norteamericanos de John Grisham.) A la vez, consiguen el reconocimiento de la crítica internacional -en Francia y en Estados Unidos, por ejemplo- y se multiplican las versiones cinematográficas.

Para más inri, alcanza todo eso limitando al máximo su presencia en los medios de comunicación: apenas aparece en televisión -ha dicho- "por no salir al lado de Apeles o Isabel Gemio".

Todo esto -insisto- es un hecho que tiene muy poco que ver con el verdadero problema literario: la calidad estética de la obra, su capacidad para emocionarnos y trascender los límites de su publicación.

Al propio Pérez-Reverte le molesta el tipo de referencias cuantitativas en que suelen centrarse los periodistas: "He prohibido a mi editorial hablar de cifras de venta".

Hablemos, pues, de literatura, pero intentemos dejar muy clara, con simple sentido común, una cuestión previa: el éxito no tiene nada que ver con la calidad literaria. Entiéndase bien: ni a favor ni en contra. Todos conocemos obras deleznables que se venden mucho, por su temática escandalosa o por una campaña propagandística adecuada. Y conocemos también obras muy estimables que no llegan a alcanzar el favor del gran público.

De aquí surgió una actitud muy frecuente: prejuzgar que lo que tiene éxito es, por definición, barato, vulgar, de baja calidad. Esta actitud es, además de equivocada, antigua. ¿No tienen valor literario, por ejemplo, García Márquez, Antonio Machado o Pablo Neruda? En el mundo del cine, ¿son malas películas Casablanca, Annie Hall, Con faldas y a lo loco, ET, Indiana Jones, Vértigo o El padrino?

Esa actitud, de un rancio academicismo, ha sido muy frecuente en nuestro país y, en bastantes casos, se agrava por motivos de simple envidia. Tampoco debemos rendirnos a los puros productos comerciales, que muchas veces premian estupideces bien promocionadas.

Volvamos, pues, a lo que importa: el interés literario de una obra. Y, en concreto, a las de Pérez-Reverte, a las que muchos, a pesar de su éxito -o precisamente por él- les niegan el pan y la sal.

  • Valoración 4,8/5.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
5 votos
Foto de Arturo Pérez-Reverte

¿Qué es?

Textos sobre el escritor y su obra. Revertianos.

Suscríbete por correo

Escribe tu correo:

RSS

Suscribirse al RSS