Uso de cookies. Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, aceptas su uso. Nota legal sobre cookies.

Cerrar
Suscribir

Inicio > Prensa > Textos sobre Pérez-Reverte

Textos sobre Pérez-Reverte

Acerca de la traducción alemana de los 'Alatristes': Comentarios, problemas y soluciones

ULRICH KUNZMANN - 19/11/2007

Ocuparse del personaje del capitán Alatriste significa calar hondo en las raíces arquetípicas de la idiosincrasia y la literatura españolas. Aunque Alatriste inculque a su discípulo y escudero Íñigo la norma implacable "Tu rey es tu rey", no profesa gran respeto por el soberano, que puede tener más vicios que virtudes; su lealtad responde a otra regla que "los hombres como Diego Alatriste necesitaron siempre para ordenar -y soportar- el aparente caos de la vida" (Pérez-Reverte 2000: 264). Y esta lealtad tan sólida como problemática hace pensar inevitablemente en la primera obra de la literatura española y en su protagonista, el Cid: "¡Dios, qué buen vassallo, si oviesse buen señore!" leemos en uno de los primeros versos conservados del Cantar; y la fidelidad del Cid a su rey, más malvado o más indiferente que bueno, se mantiene tan intacta como la de Alatriste, quien perpetúa así un rasgo fundamental del carácter español. Una fidelidad más allá de lo personal, que el autor Pérez-Reverte ilustra con muchos episodios sugestivos, a veces divertidos y a veces trágicos.

[Continúa leyendo]

Carne picada

MONTERO GLEZ | ABC - 12/11/2007

Por alejar voces que anuncian guerras, viene a cuento recordar vergüenzas pasadas. Terrenos de juego donde un mal día brotó la semilla del exterminio. Sin ir más lejos, en nuestra historia más reciente, el campo de Mestalla o el ya desaparecido Chamartín, fueron utilizados como campos de concentración. Para no ser menos, en el lado de allá del océano, Pinochet convirtió los estadios en fábricas de carne picada. Sirva el ejemplo sonoro de Víctor Jara, cantor del pueblo, que le arrastraron al llamado Estadio Chile y allí que le molieron los huesos como si fueran café. Después le ajustaron treinta y tantas balas en el cuerpo. El hijo de Amanda terminó amontonado en un corredor del estadio junto a otros hijos del pueblo. Tras impedir varias veces la reconstrucción de los acontecimientos, al final, el Estadio Chile pasaría a llamarse Estadio Víctor Jara. Lo más parecido a un gol fuera de tiempo, de esos que marca el recuerdo para reconciliar olvidos. Pero un gol al fin y al cabo.

[Continúa leyendo]

Configuración y características de Diego Alatriste, personaje memorable

JOSÉ BELMONTE SERRANO | JOSÉ MANUEL LÓPEZ DE ABIADA - 19/10/2007

Cartel del Congreso Internacional Alatriste: la sombra del héroe

Mi vida está detrás de cada página, de cada personaje. Ahora bien, mi propósito no es contar mi biografía (eso resultaría muy aburrido), sino contar el mundo: intentar trasladar al papel la lucidez o la confusión que la vida me ha dejado. (Arturo Pérez-Reverte). 

[Continúa leyendo]

La Andalucía de Pérez-Reverte

ANTONIO BURGOS | ABC - 07/10/2004

Siempre envidio a Arturo Pérez-Reverte. Por cómo escribe. Por cómo es. Por cómo se atreve a decir lo que piensa. Por su temple para saber hacerse perdonar el éxito, con sus millones de lectores. Un caballero de la escritura. A quien envidié más todavía la otra tarde. Le acabábamos de dar el premio Romero Murube. Estaba cayendo el sol. Lo llamé al teléfono móvil para felicitarlo. Y lo envidié como nunca lo he envidiado: estaba en Cádiz. A la hora más hermosa de Cádiz, la que marca el reloj del sol que se pone en la mar, horizonte de esa joyería de piedras preciosas que es La Caleta. Lo envidié como aquella mañana que, a bordo del viejo «J.J.Sister», con Miguel de la Quadra, íbamos por medio del Atlántico rumbo a las Antillas, nos cruzamos con un carguero y le dije a Alfonso Ussía:

-Fíjate la suerte que tienen los de ese barco: van a Cádiz.

[Continúa leyendo]

Hoy, corral

ALBERTO DIAZ VILLASEÑOR | Diario de Córdoba - 21/9/2004

La cita es para esta tarde. Quiénes irán en busca de magia, efectos y trucos, quiénes lo harán en pos de la pendencia, y quiénes tras la palabra cierta y desnuda como antesala de la historia y la aventura. Cada quién tendrá su Dulcinea que cortejar en la distancia, una bolsa que distraer de la custodia de su legítimo, o la procura de un trozo de pan negro (por lo sobado) y chacina que llevarse al hocico dejando algunas miguillas prendidas de la sotabarba por el qué dirán. La cita es a la caída de la tarde en la Córdoba barroca, en ese Teatro Principal, o de la Comedia, que bien pudiera ser el madrileño corral del Príncipe o el de La Pacheca. La pieza no es de Lope, pero la capa y la espada están aseguradas. No actuará La Calderona para el Rey Nuestro Señor, sino que los actores serán los propios autores del siglo, Arturo Pérez-Reverte, Juan Eslava Galán y Rafael de Cózar; aunque seguro que hogaño su público no ha de ser truhanes, pícaros, hidalgos sin ventura, doncellas con sus amas, mujeres de la compañía, ni caballeros con escudero. Antaño sí, como dice Iñigo Balboa en la primera entrega del capitán Alatriste: la entrada del corral era "un hervidero de comerciantes, artesanos, pajes, estudiantes, clérigos, escribanos, soldados, lacayos, escuderos y rufianes, que para la ocasión se vestían con capa, espada y puñal, dispuestos todos a reñir por un lugar al que asistir a la representación".

[Continúa leyendo]

Alatriste, la película

AGUSTÍN DÍAZ YANES - 29/7/2004

Arturo Pérez-Reverte vuelve al cine, esta vez de la mano de un director que, con tan sólo dos películas, Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto y Sin noticias de Dios, ha irrumpido con fuerza en las pantallas españolas: Agustín Díaz Yanes. El rodaje de la película, una coproducción de España (Origen S.L), Francia y Estados Unidos que él mismo va a dirigir, con un coste de 20 millones de dólares, comenzará en septiembre de 2004.

[Continúa leyendo]

No queda sino batirnos

BELMONTE SERRANO | La Verdad de Murcia - 31/12/2003

En 1996, cuando sale a la luz la primera entrega de la saga del capitán Alatriste, que también lleva la firma de su hija Carlota, nadie podía sospechar, ni siquiera el propio Arturo Pérez-Reverte, que el personaje en cuestión, Diego Alatriste y Tenorio, soldado español del sigo XVII y espadachín a sueldo en sus ratos de asueto, lector de versos selectos, amante del mejor teatro de todos los tiempos, amigo de Quevedo, admirador de Lope y de Velázquez, pequeño filósofo postmoderno y existencialista antes de inventarse el existencialismo, habría de superar a su propio creador. Un caso parecido al de don Quijote y Cervantes. ¿Quién inventó a quién? ¿Quién fue antes, el ser o la nada? Los entes de ficción subiéndose a las barbas de quienes les dieron vida y aliento a través de un soplo divino que les confiere autonomía para siempre. Pérez-Reverte, consciente del extraño milagro, se resiste a poner fin a la serie. Publica un nuevo Alatriste y, al mismo tiempo, anuncia otras aventuras para un futuro inmediato. Por algo será.

[Continúa leyendo]

Duelo en la taberna del Turco

Adaptación de Leandro Pérez Miguel sobre textos de Arturo Pérez-Reverte - 17/11/2003

Este diálogo entre Alatriste y Malatesta se pudo presenciar, con motivo de la presentación del nuevo libro de Arturo Pérez-Reverte, el 17 de noviembre, a las 20 horas, en el Teatro Español de Madrid, y el día 24 de noviembre, a las 20 horas, en el Teatro Lope de Vega de Sevilla. La dirección corrió a cargo de Eduardo Vasco. Ginés García Millán encarnó a Diego Alatriste y Dani Albadalejo a Malatesta. A continuación, Pérez-Reverte mantuvo una conversación con Juan Eslava Galán y Rafael de Cózar a propósito de El caballero del jubón amarillo.

[Continúa leyendo]

Madrid de capa y espada

JUAN ESLAVA GALAN | El País Semanal - 09/11/2003

Lope de Vega, Quevedo, Calderón de la Barca... La quinta entrega de las aventuras del capitán Alatriste, El caballero del jubón amarillo (Alfaguara), se desarrolla en el corazón del teatro clásico. Recorremos los escenarios históricos y sentimentales de la nueva novela de Pérez-Reverte. Un paseo por un Madrid de hoy, lleno de sorpresas y vestigios del Siglo de Oro.

[Continúa leyendo]

La coherencia del huracán

JOSÉ LUIS MARTÍN NOGALES - 30/10/2003

Han transcurrido catorce años desde que Arturo Pérez-Reverte publicó el primer artículo en las páginas de El Semanal con el título «La fiel infantería». En este tiempo, Pérez-Reverte ha publicado quince novelas, obras como El maestro de esgrima, La tabla de Flandes, El club Dumas, La piel del tambor o El capitán Alatriste, que han sido editadas en numerosos países y convertidas en guiones de cine. Entretanto, ha escrito cerca de seiscientos artículos, que han ido apareciendo cada siete días, con una disciplinada puntualidad, en las páginas de la revista El Semanal. Todos ellos están recogidos en los libros, Obra breve/1, Patente de corso y Con ánimo de ofender, en los que se reúnen -con el mismo criterio que en éste- los artículos publicados hasta entonces, salvo aquellos que hacen referencia a temas muy puntuales y pierden sentido fuera del contexto en que se editaron.

[Continúa leyendo]
Foto de Arturo Pérez-Reverte

¿Qué es?

Textos sobre el escritor y su obra. Revertianos.

Suscríbete por correo

Escribe tu correo:

RSS

Suscribirse al RSS