Uso de cookies. Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando, aceptas su uso. Nota legal sobre cookies.

Cerrar
Suscribir


Textos sobre Pérez-Reverte

El cóctel perfecto para una buena película

PEDRO OLEA | El Mundo - 20/2/2001

Como el marqués de Ayala, personaje de Pérez-Reverte que interpretó Joaquim de Almeida en la película, tengo un cajón secreto donde guardo unas cuantas novelas que me gustaría llevar al cine.

Desde que leí El maestro de esgrima, cuando su autor no era el fabricante de best-sellers que es hoy, pasó a ser inmediatamente la gran favorita del cajón. Tenía entre sus páginas el cóctel perfecto para construir una buena película: pasión y misterio a partes iguales, enmarcados en un fondo histórico de violenta crisis política, el eterno enfrentamiento entre monarquía y república. Es, nada menos, un "thriller de época" lleno de romanticismo, con un soberbio protagonista y una fascinante antagonista, la hermosa y enigmática Adela de Otero.

Llegado el momento oportuno, saqué el libro del cajón, se lo dejé a mi amigo Antonio Cardenal y decidimos unirnos para producir la película. Desde entonces, Cardenal ha sido el brazo cinematográfico de Pérez-Reverte hasta convencer a la gran industria americana con La novena puerta (El club Dumas).

Éramos conscientes de las dificultades que entrañaba la película. Poco a poco, cada problema tuvo su solución correspondiente. No sólo Omero Antonutti y Assumpta Serna resultaron los Astarloa y De Otero ideales. Almeida, López Vázquez (el comisario Campillo), Rellán (el libertario Cárceles), Closas (el banquero Salanova, su último trabajo en cine)... cumplieron con toda brillantez sus nada fáciles cometidos.

Los preparativos comenzaron intensamente, como suele ser: localizaciones, decorados, vestuario... Recuerdo cuando presenté a Miguel Rellán con la indumentaria de su personaje confeccionada por Javier Artiñano a un Pérez-Reverte, absolutamente encantado, que acabó colaborando, y muy bien por cierto, en la redacción del guión.

Guionista
Todo comenzó cuando trabajábamos en el escenario de la casa de Adela. Me fijé en un mueble del decorado (un sillón "tú y yo") que permitía enfrentarse sentados a maestro y discípula y mantener una conversación sin recurrir al típico recurso del plano/contraplano. Pedí a Pérez-Reverte que escribiera un diálogo en el cual Adela preguntase a Astarloa por su pasado. Arturo me trajo la escena en el tiempo solicitado y muy bien dialogada cinematográficamente. Esa escena se ha convertido en una de mis favoritas de la película.

Descubierto el Pérez-Reverte guionista, volví a recurrir a él en diversas ocasiones. La más importante, al rodar un largo y esclarecedor diálogo final. En la versión que manejábamos, la conversación tenía demasiada extensión. De nuevo, llamada a Arturo: "Necesito que dejes estas 10 páginas en dos o tres". Y lo hizo con la misma exactitud.

Por eso, cuando recibimos el "Goya al mejor guión adaptado" quise que, en ausencia de Larreta y en nombre de todos, fuera él quien pronunciara las palabras de agradecimiento. (Era cuando sólo hablaba uno de los premiados y nadie se lo dedicaba a su familia).

La película, además de obtener tres goyas, fue nominada por la Academia para representarnos en los Oscar de 1993 y consiguió distribución en casi todo el mundo, además de excelentes críticas y diversos premios internacionales.

Desde entonces, mantengo una buena amistad con Arturo Pérez-Reverte. Creo que se trata de un auténtico escritor de raza, creador de personajes e historias apasionantes y con un estilo literario tan directo como cultivado. Ojalá podamos disfrutar pronto de la superproducción que se prepara basada en El capitán Alatriste.

Mientras tanto, espero que consiga sacar tiempo para cumplir su promesa (ay, sin fecha de caducidad) de escribirme ese estupendo "suspense de época" del que tanto hablamos.



Pedro Olea dirigió la adaptación al cine de "El maestro de esgrima"

  • Valoración 3/5.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2 votos
Foto de Arturo Pérez-Reverte

¿Qué es?

Textos sobre el escritor y su obra. Revertianos.

Suscríbete por correo

Escribe tu correo:

RSS

Suscribirse al RSS