PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar
Suscribir

Patente de corso

Leer con luz de luna

Últimos comentarios

#10 - El 17/11/2013 Francois Gerlotto dijo:

Cher Monsieur Perez Reverte,
Hace tiempo que soy aficionado de sus novelas, de cuales me perdi muy pocas, y como francés y marino, quiero decirle cuanto me gusto su libro “los barcos se pierden en tierra”. Es la maravilla de la literatura, que uno vea escrito por otro de forma legible sus sentimientos personales, y sus comentarios sobre Jack Aubrey (me lei todas sus aventuras, incluyendo el volumen 21 que acabo de comprar en el museo marítimo de San Diego), sobre Milsabors, sobre los ingleses (surtout sobre los ingleses), y hasta sobre nosotros los gabachos, que al final recibimos un tratamiento mucho mas amigable que tal vez lo merecemos, los comparto todos. Tal vez no la observacion que el museo de la marina de Paris no vale el de Madrid. Soy "cliente" de los dos, y no sabré decir cual tendria que guardar si tuviera que decidir cual de los dos debiera desaparecer. Pero el motivo de mi mensaje es hablarle de un autor francés que aparentemente Ud no conoce, y cuyas obras maritimas de cierto modo se parecem mucho a las suyas en sus "ideologias", olvidándose que sus posiciones políticas eran algo diferentes: se trata de Jacques Perret. Este escritor, que murió hace pocos años, fue siempre un “resistante”, tanto en su forma oficial (durante la segunda guerra mundial) como en su vida cotidiana, donde estuvo en permanencia “vent debout” contra todo lo que no le gustaba (es decir, casi todo). Al menos dos de sus novelas deberían estar en la biblioteca de su velero: “Le vent dans les voiles” (el viento en las velas, no sé si fue traducido al español ni con que título), que cuenta la historia de la fragata “La Douce”, en su batalla contra un galeón español (que vinció, por supuesto) y su extraña reacción frente a un barco inglés, origen de la novela (mezcla de siglo 20 y 17) y “Rôle de plaisance” que cuenta un viaje de Honfleur a Santander en “sloop a tape-cul”, donde al final nunca sabremos si llego ya que en la pagina 230 el autor nos dice que ya basta y tchao. Al leer su capitulo sobre el abordaje que hizo de un velero inglés que ni se dio cuenta, recordé a estos dos libros que hacen parte de mi biblioteca marina personal (avecinándose con los suyos). Le recomiendo estos dos libros si Ud no los conoce. Jacques Perret siempre fue un autor de pocos lectores, pero muy fieles y entusiastas.
Espero que siga Ud con el mismo entusiasmo a contarnos la vida de los marinos del mundo, ya que a los lectores fieles no se los puede abandonar sino por motivos muy serios.

#9 - Comentario eliminado

#8 - Comentario eliminado

#7 - El 19/7/2012 Nieves E. Morán dijo:

Estimado Arturo, escribo estas líneas a bordo de un barco, cuyo patrón, presumo, no tiene patente de corso, pero tiene una flota que cruza varias veces al día el bravo Río de la Plata. Aquí estoy, entre Buenos Aires y Montevideo, en medio del río leyendo, devorando "Los barcos se pierden en tierra". Llegué a "Ni barcos ni honra". No bien comencé recordé a mi abuelo José. El título no e había dado pistas del contenido pero las primeras líneas me trajeron el recuerdo del padre de mi padre. No lo conocí, murió en Argentina algunos años antes de que yo naciera y mi padre siempre me hablaba de su valentía por haber peleado en la guerra de Cuba. Valentía que no fue reconocida en metálico, ni siquiera con un documento dando las gracias por los servicios prestados. Unos años atrás como, creo, nos pasa a todos cuando acumulamos vida y experiencias, decidí escribir para mis hijas un librito con historias de las familias. Aquí, en Argentina, la mayoría de la gente no desciende del mono como nos propuso Darwin, sino que descendemos de los barcos. Así fue que buscando -y encontrando - viejos papeles y recuerdos armé la historia reciente de la familia de mis hijas, para que ellas no olviden nunca de dónde han venido, de una Europa pobre y carcomida por guerras, aunque orgullosa. Cuando llegué al capítulo del abuelo José escribí cartas a los Archivos de Guadalajara y al Ministerio de Guerra. Las respuestas siempre fueron las mismas, no hay datos del soldado José Morán y Fernández. No importa, con un puñado de recuerdos y textos de la Biblioteca de la Revista de Indias pude armar un homenaje a ese hombre valiente que vino de lejos a morir aquí. A pesar de la guerra el joven soldado se casó cuando lo llevaron de regreso a España, tuvo hijos y vuelta a América, esa vez al último país antes de que termine el continente. Con su permiso, consideraré su texto como la medalla que nunca le fue otorgada a ese leonés labriego y pobre que cuando le hablaron de honor, en lugar de echarse a temblar, se dejó subir a un barco para pelear por una colonia que -estoy segura- ni siquiera sabía que existía. Muchas gracias, señor Pérez-Reverte.

#6 - El 08/6/2012 werner hinke dijo:

Muy estimado Arturo,
el Galatea, o Glenlee, está en el muelle de Glasgow desde noviembre 2011, y tiene su mascarón. Gibraltar tendrá que esperar
internet thetallship.com
Alguna vez ha escrito acerca del W. Gustloff? La tragedia griega, en el sentido marítimo más grande. El capitán del submarino soviético como la figura menos indicada para causar la muerto de 9000 seres.
Leer cada línea de su libro Los Barcos se pierden en Tierra, para mi, hijo de un oficial instructor del Gorch Fock 1, es seguir escuchando a mi papá, aunque Ud. es más jóven que yo. Gracías y saludos desde Puebla, México. Werner Hinke

#5 - El 02/4/2012 Lourdes Isasa dijo:

Libro apasionante que no debiera tener fin, que no se fuera esfumando entre tus manos ansiosas de mas mar,de lenguaje marinero,de travesías posibles,de soledades buscadas, de complicidad.
Otra admiradora mas¡¡¡

#4 - El 25/2/2012 Karin dijo:

Que placer leer un par de relatos con el murmullo de las olas meciendome, antes de dormir... y soñar con el mar. Gracias Arturo, gracias.

#3 - El 17/2/2012 Vieytes Juan manuel dijo:

Me complazco en comentar los libros de este hombre ,que nos hace vivir viejas historias con un arte envidiable .Todos los tema que toca y el suspenso que conllevan sus novelas nos atrapa del comienzo al fin ,y nos deja un sinsabor cuando llega el final deseando seguir leyendo.Gracias

#2 - El 15/1/2012 Juan Vera dijo:

Este es el tercero de tus libros que he leído, y no sera el ultimo. Me he emborrachado y he llorado con él. Impresionante. Muchas gracias Marinero.

#1 - El 15/10/2011 juan MANUEL PEULA LOPEZ dijo:

YA ME GUSTARIA DECIRLE DE CERCA,AMIGO,PERO COMO NO PUEDE SER ,POR AHORA,Y ASI LE CONSIDERO,ME CONFORMO CON PENSAR,EN LA POSIBILIDAD DE ALGUN DIA COMPARTIR EN AGUILAS O EN LA VENTA DE TERREROS O EN TANGER O DONDE SEA UN RATILLO DE CONVERSACION,BASICAMENTE PARA DECIRTE QUE CUANDO NOS MURAMOS TU Y YO Y OTROS TANTOS ,SE MORIRA UN LABRIEGO DEL MAR,SIMILITUD QUE LE ASIGNO EN REFERENCIA A LOS LABRADORES AUTENTICOS DE SU TIERRA Y DE TODA ESPAÑA ,QUE SE LLEVARAN A LA TUMBA UN BAGAGE Y UN SABER HACER QUE SE PERDERA PARA SIEMPRE,LLENO DE MATICES Y DE TRADICIONES QUE NADA TIENEN QUE VER CON LA MODERNIDAD QUE NOS INUNDA,ESA FORMA DE HACER LAS COSAS Y DE VERLAS Y DE DISFRUTARLAS .
CASI TODO LO QUE ESCRIBES,TE LO LEO,EN MOMENTOS DE DESCANSO Y SOSIEGO,EN EL BAR Y EN DONDE ENCARTE,VEO EN TODA TU LITERATURA,EL APLOMO Y LA SERIEDAD DEL AGRICULTOR QUE CORTAVA LA TIERRA EL MELGAS,TAN PARALELAS QUE DIRIASE FUERAN ISOBARAS,PARA DESPUES SEMBRARLA SIN QUE CUPIERA UN GRANO MAS QUE EN OTRA,ENTIENDO QUE TUS CRITICAS SOTERRADAS Y AVIERTAS,MORDACES Y AUDAZES,SON LA REPLICA AL ALCALDE Y AL SEÑORITO,AL CURA Y AL GUARDIACIVIL,
ES UNA PROSA SEMBRADA Y NACIDA PARA DELEITE DE LAS BUENAS ENTENDEDERAS,EL CONOCIMIENTO DEL MEDIO MARINO Y DEL MUNDO PASADO Y PRESENTE,CON TODO LUJO DE DETALLES,CONFORMA EL CONOCIMIENTO HEREDADO Y PRACTICADO,
LA CRIBA EL CABESTRO LA HORCA LA FANEGA EL ZIBANCO LA TARAVITA EL GERPIL EL ALMOCAFRE LA ESCARDILLA EL LEGON LA HOZ EL REMANENTE LA ATROJE LA BEZANA EL UBIO LA CARRUCHA LA ROMANA EL HEJERO LA GARRAFA EL CANTARO Y TANTAS OTRAS QUE ME QUEDAN Y QUE SAVES TU DE LO TUYO,SE PERDERAN IRREMEDIABLEMENTE,Y LO QUE ME JODE ES QUE SERVIAN PARA ALGO,FORMAVAN PARTE DE UN RITUAL NO ESCRITO PERO APRENDIDO Y EJECUTADO POR TODOS PARA QUE CADA COSA TENGA SENTIDO Y SEPAMOS DE QUE ESTAMOS HABLANDO

LA PRIMA DE RIESGO Y SU PUTA MADRE,EL BASTANTEO,EL EURIBOR,EL BOTELLON,LA BELEN ESTEBAN,LA JEST SET,Y TANTAS Y TANTAS DE AHORA QUE CONOCEMOS Y QUE TAN AMARGA Y VACIA NS HACEN LA VIDA ,SE ESTAN CARGANDO NUESTAS VIDAS Y NUESTRAS COSTUMBRES,COBIJADAS Y REPETIDAS POR SUCEDANEOS DE HOMBRES Y DE MUJERES,QUE ATIENDEN ACIEGAS LOS MANDATOS DE BOTINES Y RAJOYS,ZAPATEROS Y HIDEPUTAS,

LA TIERRA SE QUIERE IR A PERDERSE EN EL MAR,A SEPULTARSE EN LOS OCEANOS Y LIMPIARSE DE MUGRE,RASCARSE EL LOMO Y SOLTAR LAS GARRAPATAS QUE CHUPAN LA SAVIA DE LOS ARBOLES Y ENJABONAN LAS AGUAS,LA TIERRA ESTA CANSADA Y NO LE COJE MAS MAR,LA TIERRA Y EL MAR SE HACEN MIERDA,ARTURO

MIENTRAS QUE ESO SE CONFIRMA QUE DIOS TE GUARDE MUCHOS AÑOS Y NO SEQUE TU TINTA,PARA QUE PODAMOS NAVEGAR EN TUS BARCOS LITERARIOS Y NOS DEJE LA VIDA VARADOS EN UN SURCO RECIEN ARADO EN OTOÑO,CON DOS COJONES

Foto de Arturo Pérez-Reverte

Suscribirse

Suscribirse al RSS

¿Qué es?

Columna que Arturo Pérez-Reverte publica en XL Semanal.